Sin una experiencia de internacionalización, educación superior está incompleta: Rector U. Ibero

Hoy por hoy, la experiencia de la educación superior está incompleta si no conlleva una experiencia concreta de internacionalización; ya sea salir del país, recibir a alguien del extranjero o tener profesores de carácter internacional, consideró el Maestro David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México·Tijuana.

“Pero tenemos que entender experiencialmente que vivimos en un mundo global, articulado, distinto, y que la acción entonces tiene que ser una acción local, pero pensada globalmente; y que tenemos que prepararnos, estar capacitados, para incorporarnos al concierto mundial como individuos, como colectivos y como países”, dijo, al inaugurar la ‘IX Jornada AUSJAL 2018’.

 

Mas es muy difícil que todos los universitarios tengan una experiencia fuera del país, pues esto es algo reservado a las minorías, que en las instituciones públicas no llegan al 5%, y en las privadas suelen alcanzar el 10% o si acaso el 20%; “y sin embargo, todos deberíamos de tener una experiencia de internacionalización”.

Entonces, el desafío que se ha planteado es tener experiencias endógenas de internacionalización dentro del propio campus universitario. “Una experiencia internacional, sea porque se reciben clases en otro idioma, sea porque se tienen profesores de otras latitudes, sea porque se tienen experiencias de vinculación, de intercambio, de chateo con otros colectivos, grupos, etcétera”.

“Esa conciencia de que estamos en un mundo internacionalizado y que no basta una perspectiva nacional es la que tendríamos o querríamos formar en nuestros estudiantes con esta experiencia de internacionalización, endógena aun si no se puede salir del país”, que dentro de la IBERO  ayudan a tener la Dirección de Cooperación Académica y actividades como la ‘IX Jornada AUSJAL’.

 

Mirar al ‘sur’ para construir un proyecto compartido

 

A los alumnos asistentes a la Jornada, el Rector les dijo que pronto se tendrá en la IBERO la lista de las 30 universidades de la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL) a las que podrán irse, quienes lo deseen, a tener esa experiencia estudiantil internacional, inmediatamente y sin mucho trámite. Además, la idea es extender esta oferta a las más de 200 instituciones que conforman en el mundo la Asociación Internacional de Universidades Jesuitas (IAJU, por sus siglas en inglés), creada en junio pasado.

 

El Maestro Fernández Dávalos reconoció que la mayoría del estudiantado de la Iberoamericana prefiere irse de intercambio a naciones de habla castellana, como España, “pero queremos que cada vez más vayan a países con otras lenguas, porque eso también es esencial en el mundo de hoy”.

 

Otros eligen países como Francia o Australia, y no les gusta Latinoamérica, una región que tiene potencialidades enormes. “Nosotros pensamos que en el ‘sur’ está nuestra historia, nuestra identidad y eventualmente también nuestro futuro; por supuesto sin cerrarnos a los países metropolitanos. Pero en el ‘sur’ tenemos una historia común, un lenguaje común y posibilidades de generar un proyecto económico y político compartido que nos permita insertarnos en el concierto mundial de una manera mucho menos dependiente, más ventajosa y más propia para nuestros países”.

 

“Y entonces miramos, deseamos, queremos, pensamos como necesaria una mayor integración con los países latinoamericanos, y una mayor colaboración con las universidades jesuitas (de AUSJAL) que pueden compartir con nosotros intereses, preocupaciones y propuestas”.

 

Otro de los motivos por los que se invitó a los jóvenes a participar en la ‘IX Jornada AUSJAL’ fue para interesar al alumnado en labores de prácticas profesionales, de voluntariado y de servicio social, más vitales y menos artificiales, porque al evaluar dónde se están haciendo estas prácticas y servicios, éstos muchas veces se quedan pequeños frente a las posibilidades y necesidades que se tienen, de incidencia en procesos significativos de carácter comunitario, social o político en el país.

 

La idea es construir una identidad común para ir superando problemas ancestrales en la región de Latinoamérica, como la exclusión de las mujeres o de los colectivos minoritarios, el avance del autoritarismo, el racismo y clasismo que se están viendo en Guatemala, Colombia, Brasil, Argentina, y en el cono sur en general. “Para eso necesitamos la presencia de universidades jesuitas potentes, que tengan una visión incluyente, plural, diversa, democrática, igualitaria”.

 

El abismo que hay, es que América Latina es la región más desigual en el mundo, donde quienes nacen pobres se quedan pobres, y los que nacen ricos se quedan ricos. “Estas cosas hay que romperlas, y tenemos que romperlas con nuestra tarea educativa y con la presencia de ustedes (estudiantes), y de nosotros (académicos), en las dinámicas sociales en general”.

 

‘IX Jornada AUSJAL 2018’

 

Todas las mencionadas fueron las finalidades centrales de la ‘IX Jornada AUSJAL’, actividad que antes estaba dirigida principalmente a los profesores y directivos de la Universidad Iberoamericana, para darles a conocer la existencia y el trabajo de las otras instituciones que constituyen la AUSJAL, con la idea de que aprovechar más su vinculación y poder tener una mirada de carácter latinoamericano, una mirada más fija en el ‘sur’, “y menos, como suele ocurrir y nos alienta el propio sistema, a mirar hacia el norte, Estados Unidos y Europa”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*